Para ti, imposible D.

Me saludaste el otro día, cuando nos cruzamos por la calle. No me lo esperaba pero tampoco me sorprendió, aunque mi posterior sonrisa dijera todo lo contrario. No sabes mi nombre, ni sabes quién soy, pero reconoces mi cara porque nos hemos visto las veces suficientes. Yo tampoco sé quién eres, pero sé tu nombre, y sé que tienes una mujer y unos hijos preciosos. Y que hay algo en ti que me atrae en exceso. No me importa que nos separen ¿cuantos? diez años de edad, que a lo mejor son más, o a lo mejor son menos. Tampoco me importaría que una noche llamaras a la puerta de mi casa y te fueras al amanecer, pero, ¿con quién dormirá tu hermosa mujer mientras tu estés en mi cama? Su sonrisa no puede dejar de brillar por tu culpa, por la mía. 


Me hablaste hace unos días. Por primera vez cruzamos unas cuantas palabras. Me reí, te reíste, nos reímos juntos, y más tarde me volviste a hablar, y volvimos a reír. Eres simpático pero no solo conmigo, de todas maneras finjo sentirme especial ahora que te has dirigido a mi. Y no me importaría que siguiéramos esa charla y esas risas en un bar, solos, poder mirar tus ojos negros sin necesidad de disimular para hacerlo. Es cruel y egoísta lo que voy a pedirte, pero, ¿podrías olvidarte por un día de ella, de ellos, de tu familia? Una cita es lo que te pido, tomar unas cervezas mientras nos contamos historias, mientras nos divertimos, y que pases la noche conmigo. Una aventura que dure medio día y toda una noche, no necesito nada más. Luego no será necesario ni que volvamos a hablar.


5 comentarios:

Glowcher dijo...

Me gusto mucho este relato porque en general nunca nos ponemos del otro lado que en este caso seria la posible amante y no la esposa, leyendo me dieron ganas que el tipo acepte aunque eso implique muchas cosas.
Tienes linda forma de relatar Kat :)
Besitos y espero tengas un buen Miércoles :D

Antony G. Martínez dijo...

Vaya, me encantó. Me encanta tu blog guapamente.
Pero para guapa estás tú. Eres preciosa, hija.*-*
Además escribes como los ángeles. O algo.

¡UN SALUDO!
http://undiariopersonalmas.blogspot.com

Miss Poessía dijo...

¡Hola, Kat!
Antes que nada quería escribirte que te agradezco mucho las bellas palabras que dejaste en mi blog, me animaron mucho.
Respecto a la entrada, ¡qué belleza! Es muy original, me gustó mucho la manera en la que le das la vuelta a la típica historia y hablas desde el otro lado. En serio, tienes una manera increíble de llegar a través de las palabras.
Es un placer haber regresado.

Un abrazo, que seas muy feliz. <3

Paula Luiselli dijo...

Querida Kat como he amado este blog sobre todo su plantilla!!!! Lamento descubrirlo ahora y no antes! Hermosa historia de inicios de amor...

Ya te sigo linda, besos!

Edith T. Stone dijo...

Es que además, la imagen que acompaña al texto mola mucho xDDD

Me alegra que nos hayamos vuelto a poner a escribir casi a la vez. Este mini relato me gusta mucho eh... a ver si tiene happy ending ;)

Un besote :*